La cooperativa Cobadu, con más de 13000 socios  ha obtenido durante 2015 unos resultados de facturación que rozan los 275 millones de Euros.  Unas excelentes cifras que entroncan con su filosofía de origen: la cercanía a los socios para satisfacer sus necesidades en cuanto a productos y servicios.  Las nuevas incorporaciones registradas en cada ejercicio son la verdadera piedra de toque en el crecimiento de Cobadu, como destaca su gerente Rafael Sánchez Olea.   “Lo importante es dar respuesta al agricultor y ganadero ofreciendo productos y servicios al mejor precio y con garantía de calidad.”

A la vista de los resultados obtenidos en el último ejercicio y de las inversiones realizadas durante los últimos años, Cobadu se ha consolidado en el sector agropecuario con unas instalaciones punteras, donde ya se puede apreciar  la estructura de la tercera fábrica de piensos compuestos.  Con una inversión que roza los 12 millones de euros, la nueva fábrica será, con 40 metros de altura, la más grande de la cooperativa y tendrá una capacidad de producción de entre 50.000 y 60.000 kgs. a la hora.   Su puesta en funcionamiento permitirá atender las necesidades existentes “con mejores presentaciones y líneas independientes para porcino, vacuno, avicultura y cunicultura”, según señala el gerente de Cobadú.  “Podremos atender mejor a nuestros socios y clientes y presentar productos de mayor calidad con los precios más ajustados, además de satisfacer a todas las necesidades que tenemos actualmente.”  

En este sentido hay que destacar que la tercera torre de fabricación estará dotada con una torre de carga a granel, una piquera y un almacén, y contará con tecnología y robótica del más alto nivel, que permitirá la producción de piensos en líneas independientes y con diferentes formatos de presentación.

La nueva fábrica ampliará un complejo de 30 hectáreas en la sede central de Moraleja del Vino bajo la filosofía de centralizar las inversiones para rotar instalaciones, personal y campañas de cereales de invierno y verano o de pipas de girasol y de maíz.  “Creemos en la centralización de las inversiones porque nos beneficia a todos los socios, haciéndonos ser muy eficientes en precios, a la hora de dar servicios y abaratar costes.”