El 'Grupo Operativo Gestión 4.0 del Sector Vacuno de Carne (GESVAC ) ha dado a conocer los resultados preliminares de este proyecto suprautonómico para el que se han servido de los datos de casi un millón de animales.

Se trata de una plataforma colaborativa en la que participan asociaciones de ganaderos, mataderos o el propio Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (Itacyl), y cuyo objetivo es transferir datos a los ganaderos que les permitan un mayor conocimiento de su explotación y, por lo tanto, una mejor gestión.

«Se trata de una base de datos pionera en el vacuno de carne multirracial», manifestó Sara Olmedo, jefa de área de Investigación Ganadera de Itacyl, durante la presentación del proyecto llevada a cabo en Ciudad Rodrigo. De este modo, se busca aglutinar datos y delimitar unos indicadores de eficiencia a través de criterios de rentabilidad y de sostenibilidad. «El ganadero puede comparar e implementar estos datos y seleccionar en base a estos criterios», valoró Olmedo.

Los 15 socios del proyecto, que representan a toda la cadena de valor, son los que han ido facilitando la información de sus socios hasta el momento, pero a finales de año estará disponible una plataforma web en la que el ganadero podrá introducir sus propios datos y extraer conclusiones.

A través de esta herramienta gratuita, se analizan baremos relativos al número de partos de las vacas, su genética, peso o morfología y además, se da una valoración económica de cada vaca para que el ganadero pueda tomar decisiones en base a los mismos.

Castilla y León es la primera comunidad en censo de vacas nodrizas, con un total de 578.699, el 27% nacional, están censadas en la región, de ahí la implicación en este trabajo.