La consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, ha presentado la primera estimación de cosecha de cereales en la campaña actual situándola en los 2.782.425 toneladas, lo que supone un 55% que en una campaña media que se fija en los 6.260.000 toneladas.

Las hectáreas de cereal de Avila y Valladolid son las que presentan una peor situación con caídas del 70%, seguidas de León, Salamanca y Zamora donde las mermas alcanzan el 62% mientras en Burgos y Soria con el 40 y el 42% de pérdidas sobre una cosecha media.

Por lo que se refiere a la superficie, esta se ha situado en la campaña actual en las 1.828,240 hectáreas frente a las 1.909.447 hectáreas de la anterior.

Así, se ha declarado de situación excepcional la campaña agrícola 2016-2017 en Castilla y León, debido a los efectos adversos sufridos por las explotaciones agrarias tras las extremas condiciones climáticas de los últimos meses. Asimismo, ha autorizado a la Consejería de Agricultura y Ganadería a adoptar medidas en forma de líneas de ayuda con las que minimizar los efectos que pueden desencadenar una situación de sequía prolongada en la economía de muchas comarcas de la Comunidad.