Desde la Unión Regional de Cooperativas Agroalimentarias de Castilla y León, han hecho un informe de la situación actual que vive el cooperativismo de la región en cuanto al Coronavirus, a continuación exponemos la información más relevante para nuestra cooperativa: 

ASPECTOS DE CARÁCTER GENERAL

– Las cooperativas han interrumpido la celebración de sus Asambleas Generales Ordinarias hasta nueva fecha. 

-Se han suprimido todo tipo de reuniones y aquellas que se celebran a nivel interno, se hacen con el menor número de personas posibles y manteniendo las medidas de prudencia.

INSTALACIONES, TRANSPORTE Y ALMACENES

-Con carácter general, los almacenes se mantienen abiertos para que los socios puedan ir a los mismos a recoger los suministros que precisan, pero se les recomienda no acudir para realizar trámites o gestiones administrativas ni consultas, sino hacerlas a través del teléfono. 

-También hasta la fecha se están haciendo transportes sin problema para la recogida de leche, la entrega de animales a los mataderos, el suministro de gasóleo, etc. 

-Las tiendas y supermercados de las cooperativas están abiertas y estos últimos días han tenido una gran afluencia de público para abastecerse de alimentos tal y como viene sucediendo con el resto de centros de la distribución. 

-Se han facilitado los oportunos salvoconductos a los trabajadores y transportistas certificados por las cooperativas en las que operan.

SITUACIÓN DEL SECTOR DE CEREALES Y SUMINISTRO

-Algunas de las cooperativas tienen las puertas cerradas, evitan las visitas de todo tipo y han realizado restricción de horario de atención. Sólo atienden por las ventanas. Tienen carteles en la puerta con recordatorio de las medidas de seguridad: distancias entre personas, no bajar del tractor, pagos sólo con tarjeta, etc… Se ha pedido a los socios que no acudan si no es necesario a la cooperativa.

-El reparto de abonos, fitosanitarios, carburantes, semillas, etc, se están haciendo sin problema.

SECTOR CÁRNICO

-Se trabaja a pleno rendimiento, es una época de incremento de producción que requiere mucha mano de obra, guardando las medidas de seguridad recomendadas. Los veterinarios siguen asistiendo a las consultas de los socios. Existe normalidad en la recogida de animales vivos y en el transporte para sacrificio.

-En cuanto al sector de ovino y con respecto a los lechazos, hay un problema grave ya que el principal mercado del lechazo es la restauración han caído los pedidos y la demanda de forma importante. No tienen salida para el producto fresco o refrigerado, lo que les va a obligar a congelar. Por responsabilidad las cooperativas siguen recogiendo las producciones de sus socios. 

-En el sector del porcino hay preocupación de los tostoneros, ya que se ha paralizado el consumo de lechones por el cierre de la restauración y tendrán que habilitar más previsión de cebo.

SECTOR DE PIENSOS

-En la fabricación de piensos se han adoptado las medidas de higiene en todos los puestos de trabajo y se sigue operando con los turnos de mañana, tarde y noche que las diferentes cooperativas tienen establecidos. 

-La distribución de piensos a las granjas se está realizando con normalidad, para garantizar la alimentación y los veterinarios atienden urgencias y consultas de los socios. 

-Hasta la fecha no existen problemas en cuanto a abastecimiento de las materias primas que reciben las cooperativas para la elaboración de piensos, que por suerte están llegando con normalidad.

-También hay algunos problemas con el cierre de fronteras con Portugal, ya que aunque los piensos pueden circular libremente, y se han habilitado solo algunos puestos de control para el paso, esto limita la circulación y obliga a los camioneros a realizar rutas alternativas. 

SECTOR LÁCTEO

-El sector lácteo en cooperativas continúa funcionando con normalidad, los ganaderos tanto de ovino como de vacuno de leche realizan sus actividades diarias en las explotaciones siguiendo con sus rutinas de ordeño, con el cuidado y la alimentación de los animales, asistidos en todo momento por sus técnicos.

-La recogida de leche se desarrolla sin ningún tipo de problemas, tal y cómo venía sucediendo hasta antes de que se decretara el estado de alarma, extremándose en todo caso las medidas de higiene a la hora de realizar las operaciones de carga y descarga en las explotaciones e industrias lácteas.